Menured
Quienes somos
Preguntas frecuentes
Contacto
Suscriptores
Correo
   
Contraseña
   
   
ARTICULOS
ARTICULOS
PROPOINTS
PROPOINTS

¿Qué son los puntos?

Es el método que seguimos para ayudarle a controlar su dieta, de forma fácil y agradable, permitiendole combinar alimentos de todo tipo según sus preferencias

Más...
NUESTROS SERVICIOS
NUESTROS SERVICIOS
ENLACES AMIGOS
ENLACES AMIGOS
 Home Menured >  Receta
Detalle de receta.

Patatas con costillas

Ingredientes (4 Personas):
  • 1 costillar de cerdo ibérico
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento verde
  • 1 tomate maduro
  • 800 g de patatas
  • un poco de aceite de oliva virgen extra
  • 2 hojas de laurel
  • 1 vaso de vino blanco de Montilla-Moriles
  • unas hebras de azafrán
  • 1 cucharadita de pimentón de la Vera
  • sal

Un plato de patatas guisadas es siempre bien recibido en casa, y ahora que ha vuelto el frío apetece todavía más. Hoy las he preparado con costillas de cerdo ibérico, y el resultado se parece bastante a unas que preparaba mi madre con las costillas de la matanza, las más ricas que yo he comido nunca

Nunca sobra nada, porque es un plato que nos encanta y porque hago la cantidad que podemos comer. Las patatas no quedan bien de un día para otro.  Lo que no me importa es preparar costillas para dos veces, una parte va al congelador, y ya está resuelta la comida de otro día,  sólo hay que añadir las patatas y dejarlas cocer un poco.

Cómo se hace:

Se cubre el fondo de la olla a presión con aceite de oliva, y cuando está bien caliente se echan las costillas troceadas y se saltean bien por todos lados. Cuando están doradas, se añade la cebolla bien picada, y se deja pochar junto con la carne a fuego medio, para que no se queme, durante unos 10 minutos.

Mientras se va haciendo una verdura se va picando la siguiente, que en este caso es el pimiento, y luego el tomate, que se incorpora pelado y cortado en daditos. Se añade a continuación el pimentón, el vaso de vino, y las hojas de laurel, y cuando ha evaporado el alcohol, se cubre de agua y se tapa la olla. Yo la he tenido unos 10 minutos, pero cada olla tiene su tiempo: la carne no debe quedar hecha del todo, porque todavía le queda un rato de cocción.

Se lavan y se tronchan las patatas y se incorporan a la olla. Es mejor tronchar que cortar, porque así al cocerse, van a soltar mejor el almidón y eso hace que espese el caldo para conseguir esa textura tan característica de los guisos de patatas.

Se añade la sal y las hebras de azafrán y se deja cocer de nuevo a fuego medio y cubierto de caldo, Si hiciera falta se añade más agua. Cuando las patatas están tiernas y se ha consumido casi todo el caldo, sólo queda corregir de sal si hiciera falta y ya está listo para servir.

Obtenido de: www.recetasdemama.es

Consejos:

Estofado de patatas con costillas



Aviso legal Política de privacidad
Copyright © 2012 MenuRed